Vitamina E: Vitamina Antioxidante y Protectora del Cuerpo

La vitamina E también conocida como α-tocoferol es una vitamina liposoluble que actúa como antioxidante y que se encarga de proteger el tejido corporal del daño causado por sustancias llamadas radicales libres, es decir, mantiene el sistema inmunitario fuerte frente a virus y bacterias.

La vitamina E presenta virtudes en el tratamiento de ciertas enfermedades pues activa la circulación y acelera la cicatrización, y además es eficiente a la hora de enfrentar el envejecimiento.

Otras ventajas de la vitamina E es que ayuda a la visión, previene el Parkinson, regula los niveles de colesterol y ayuda al crecimiento del cabello.

¿Dónde encontrar la vitamina E? En suplementos y variedad de alimentos como:
• Aceite de girasol
• Aceite de oliva
• Aceite de palma
• Aceite de sésamo
• Aceite de nueces
• Almendras
• Avellanas
• Brócoli
• Espinacas
• Germen de trigo
• Levadura de cerveza
• Margarina
• Nueces
• Soja
• Yema de huevo

Vitamina E: Vitamina Antioxidante y Protectora del CuerpoLa ingesta diaria de vitamina E recomendada es para un adulto de 15 mg. Consumir vitamina E no es riesgoso ni dañino, no obstante, en forma de suplementos, las dosis altas de esta vitamina podrían incrementar el riesgo de sangrado y hemorragia grave en el cerebro.

¿Qué sucede cuando hay deficiencia de vitamina E? Algunos síntomas comunes son la irritabilidad, retención de líquidos, anemia, alteraciones oculares, daño en el sistema nervioso, dificultad para mantener el equilibrio, cansancio, apatía, incapacidad para concentrarse, alteraciones al caminar y respuesta inmune disminuida.