La presión alta también conocida como hipertensión, tensión alta o presión arterial alta es un factor de riesgo para la salud, sobre todo para el corazón y el cerebro pues puede desencadenar enfermedades cardiacas y derrames cerebrales. Por tal motivo es apodado como el asesino silencioso.

Remedios Caseros para la Hipertensión: ¿Cómo Bajar la Presión Alta en Casa?

La hipertensión se presenta cuando la presión arterial está por encima de 140/90, y se considera grave cuando está por encima de 180/120.

En esta ocasión Blogichics.com te presenta una serie de remedios naturales y caseros que te ayudarán a reducir los niveles de la presión alta. ¿Estás listo(a) para conocer cómo bajar la tensión alta de forma natural?

El ajo es un remedio natural infalible contra la presión arterial alta pues tiene efectos extraordinarios en la dilatación de las arterias de manera que previene la formación de trombos. Solamente basta con incluir 1 diente de ajo en nuestra dieta diaria.

El cacao natural es rico en flavonoides y es un remedio natural muy bueno para la tensión arterial alta.

El jugo de limón con perejil es un excelente diurético casero que ayuda a eliminar los líquidos retenidos. Agrega ambos ingredientes en la licuadora con un poco de agua y listo. Se recomienda beber un vaso todas las mañanas en ayunas.

La avena también se encarga de regular la presión arterial. Se recomienda comer un tazón de avena diariamente en el desayuno.

El apio es un excelente diurético natural y gran aliado contra la hipertensión. Puedes incluirlo en tu dieta ya sea en sopas o en ensaladas.

El té verde ayuda a controlar la presión arterial. Se recomienda beber no más de 3 tazas al día.

El espino blanco es una planta medicinal contra la hipertensión. Además ayuda a proteger el corazón, mejorar la calidad de la sangre y ensanchar los vasos sanguíneos. Para consumirla debes preparar una infusión de la hierba y beberla 1 vez al día.

La berenjena es un gran diurético así que puedes beber un jugo de ésta. Simplemente debes licuar la berenjena y mezclarla con agua. Bébela en ayunas.

Para bajar la presión de manera inmediata, un remedio casero infalible es colocar 10 gotas de aceite esencial de lavanda en un paño e inhalar por la nariz.

Además de los remedios brindados, hay que seguir ciertos consejos como una dieta saludable baja en sal y ejercitarse regularmente.