La presión alta también conocida como hipertensión, tensión alta o presión arterial alta es un factor de riesgo para la salud, sobre todo para el corazón y el cerebro pues puede desencadenar enfermedades cardiacas y derrames cerebrales. Por tal motivo es apodado como el asesino silencioso.