La sábila o aloe vera es una planta medicinal que produce un gel sumamente beneficioso para preparar mascarillas y es que cuenta con beneficios antioxidantes, humectantes y regenerativos de manera que ayuda a eliminar manchas, controla la grasa del cutis, sana cicatrices y refresca la piel.

Mascarillas de Sabila: Antioxidante, Humecante y Regenerativa

Para preparar una mascarilla de sábila, azúcar y leche necesitas de 1 cucharada de azúcar, 1 hoja de sábila, ½ cucharada de leche. Lo primero que debes hacer es mezclar la leche y el azúcar. Luego toma una hoja de sábila, córtala, y saca la lámina interior para mezclarla con la leche y el azúcar. Ahora úntate la loción en el rostro y deja reposar durante 5 minutos. Finalmente lava tu rostro con la ayuda de un paño húmedo.

Otra alternativa es la de la sábila y agua. Para ello debes de cortar un pedazo de sábila y ponerlo a hervir en 2 litros de agua. Luego con el agua caliente debemos lavarnos el rostro antes de dormir. Esta loción nos sirve para que el rostro deje de producir tanta grasa y la piel tenga un aspecto más lozano.

También se puede optar por el uso de la sábila únicamente. Para ello debes de cortar un pedazo de sábila y dejarla remojar durante toda la noche. Al día siguiente cortemos la hoja y la lámina gelatinosa pongámosla sobre el rostro, dándonos unos pequeños masajes. Luego debemos lavarnos el rostro con agua fría. Este secreto te ayudará a humectar y limpiar tu rostro así como regenerar las células de la piel, evitando el envejecimiento. Puedes hacerlo todos los días.

Mascarillas de Sabila: Antioxidante, Humecante y Regenerativa

La mascarilla de sábila con aceite de oliva y miel es ideal para humectar la piel, brindarle elasticidad, brillo, suavidad y además contiene propiedades antioxidantes y antienvejecimiento. Lo que debemos hacer es cortar láminas de la sábila, y la mezclamos con 2 cucharadas de aceite de oliva y una cucharada de miel. Mezclamos bien, y con la ayuda de una brocha esparcimos la loción por el rostro para luego dejarla reposar entre 15 a 20 minutos. Finalmente retiramos la mascarilla con agua tibia.

Finalmente recomendamos la mascarilla de sábila, té verde, manzanilla y pepino. Para ello necesitas 1 tallo de sábila, 2 cucharadas de té verde, 3 cucharadas de infusión de manzanilla y 1 pepino. Lo primero que debemos de hacer es preparar el té y la manzanilla, ambos de manera concentrada. Luego colocamos el pepino y la pulpa de la sábila en la licuadora, junto con las infusiones. Licuamos todo hasta que obtengamos una solución homogénea. Acto seguido dejamos reposar en el refrigerador unos minutos. Es hora de colocarnos la mascarilla sobre el rostro, y dejarla actuar durante 20 minutos. El término del proceso es retirar la mascarilla con agua fría.