El aceite de oliva, también cocido como oro líquido por sus propiedades y beneficios para la salud es un aceite vegetal que se obtiene de la aceituna u olivo.

Aceite de Oliva: ¿Para qué sirve?, Propiedades y Beneficios Curativos

Propiedades

El aceite de oliva tiene alto contenido de ácido oleico, polifenoles y grasas monoinsaturadas. Es rico en vitaminas A, D, E y K, y es un gran antioxidante.

Beneficios

El aceite de oliva ayuda a mejorar el funcionamiento del aparato digestivo, y evita la aparición de úlceras gástricas y acidez, además de facilitar el tránsito intestinal.

Ayuda a reducir los niveles de colesterol y reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

Contribuye al buen flujo sanguíneo y mejora el control de la presión arterial.

Previene el envejecimiento celular así como la formación de células cancerosas. También evita la aparición de enfermedades degenerativas como el Alzheimer.

Controla los niveles de azúcar en la sangre, por lo cual es muy recomendado para personas diabéticas.

Colabora con el fortalecimiento de los huesos.

Gracias a sus lípidos, aporta energía al metabolismo.

Favorece la absorción de minerales y vitaminas.

El aceite de oliva tiene la propiedad de regenerar las células de la piel y curar quemaduras, heridas y luxaciones.

¿Cómo consumirlo?

Se recomienda tomar 1 cucharada de aceite de oliva en ayunas.

También se puede consumir con las comidas, en aliños para las ensaladas.

Asimismo se puede aplicar de manera tópica sobre la piel en bálsamos, emplastes o ungüentos.