Respirar correctamente es un eje fundamental para relajarse, disminuir la ansiedad, controlar la angustia y los nervios, reducir el estrés y dormir bien.

Ejercicios de Respiración y Relajación para Calmar la Ansiedad

En el proceso de la respiración intervienen varios músculos. Cuando estamos en situaciones de estrés o tensión, los utilizamos de manera incorrecta, generando una respiración superficial y rápida.

En esta ocasión Blogichics.com te enseñará los mejores ejercicios y técnicas de respiración. Síguelos paso a paso, y verás resultados en pocos minutos. Recuerda practicarlos regularmente!!!

Ejercicio de Respiración Abdominal o Diafragmática

Este tipo de respiración ayuda a fortalecer el diafragma. Para realizar el ejercicio debemos tumbarnos boca arriba y colocar una mano en la parte superior del pecho y la otra en el abdomen. De esta manera sentiremos los movimientos del diafragma a la hora de respirar.

Procedemos a aspirar aire profunda y lentamente. La mano en el pecho debe permanecer quieta y la del abdomen debe subir mientras tomamos aire.

Seguidamente retenemos la respiración y contamos hasta 3. Luego exhalamos, manteniendo la mano del pecho quieta y sentiremos como la mano sobre el abdomen baja mientras botamos el aire.

Ejercicio de Respiración Costal o Torácico

Este ejercicio nos permite centrarnos en el tórax y las costillas. Nos echamos boca arriba y colocamos una mano en la parte superior del pecho y la otra en el abdomen.

Inhalamos lenta y profundamente el aire. La mano del pecho subirá mientras tomamos aire y la del abdomen deberá permanecer quieta. Sentiremos como nuestra caja torácica se llena de aire mientras inhalamos, y se vacía cuando realizamos la exhalación.

Ejercicio de Respiración Clavicular

Este ejercicio es ideal para personas con ansiedad, quienes tienden a realizar una respiración pobre y superficial provocando hiperventilación lo que puede generar vértigos, mareos, etc.

Colocamos una mano en el pecho y otra en el abdomen. Inhalamos lenta y profundamente y notaremos que el abdomen y el pecho permanecen quietos, mientras la parte superior del tórax y las clavículas se llenan de aire. Expulsamos todo el aire y notaremos cómo la zona clavicular se vacía.

Ejercicio de Respiración Completa

Esta respiración es el conjunto de las respiraciones anteriormente señaladas, con lo cual utilizamos todos los músculos para aprovechar al máximo nuestra capacidad pulmonar.

Para realizar el ejercicio empezamos exhalando todo el aire de los pulmones. Luego, colocamos una mano en el pecho, y otra en el abdomen e inhalamos lentamente, sintiendo cómo nuestro abdomen se hincha y luego continuamos respirando un poco más y sentiremos como la parte alta del pecho se llena de aire y seguidamente las clavículas. Mantenemos el aire durante 3 segundos y luego exhalamos por la boca. Sentiremos al expulsar el aire como las clavículas se deshinchan, seguidamente del tórax y el abdomen.

Ejercicio de Empañar un Espejo

De pie, toma el aire por la nariz fuertemente y sostén la respiración por 3 segundos y luego exhala con la boca abierta como si fueras a empañar un espejo realizando presión en el estómago, tratando de expulsar todo el aire posible.

Ejercicio de Soplar un Globo

Tomamos aire profundo por la nariz y luego procedemos a inflar un globo introduciendo la punta de el mismo en la boca.

Ejercicio con Brazos detrás de la Nuca

Entrelazamos los dedos, mirando hacia el frente y colocamos las manos detrás de la cabeza, a la altura de la nuca. Abrimos bien los brazos mientras tomamos aire por la nariz y exhalamos fuerte por la boca. Al mismo tiempo vamos cerrando los brazos tratando de unir los codos, mientras ejercemos presión con el abdomen para expulsar todo el aire.

Ejercicio de Abrir y Cerrar los Brazos

Abrimos los brazos y los elevamos a la altura de los hombros con las palmas abiertas mirando hacia adentro. Inhalamos fuerte por la nariz y aguantamos la respiración por 3 segundos. Luego vamos cerrando los brazos mientras exhalamos por la boca.

Practiquemos los ejercicios cuantas veces sean necesarias, 2 a 3 veces por día.