Respirar correctamente es un eje fundamental para relajarse, disminuir la ansiedad, controlar la angustia y los nervios, reducir el estrés y dormir bien.