Los alimentos constructores son aquellos alimentos ricos en proteínas y aminoácidos esenciales.

¿Cuáles son los Alimentos Constructores?: Ejemplos

Este tipo de alimentos se encargan de brindarnos las sustancias necesarias para construir, formar y hacer crecer nuestros músculos, uñas, cabello, cartílagos, huesos y fibras musculares. También se encargan de reparar los tejidos musculares, nerviosos y óseos del cuerpo así como de reforzar nuestro sistema inmunitario pues son fundamentales en el proceso de creación de glóbulos blancos. Por tanto, este tipo de alimentos son indispensables en una dieta sana y equilibrada. Se estima que diariamente necesitamos ingerir un mínimo de unos 35 gramos de alimentos constructores.

Alimentos Constructores: ¿Qué son?, Propiedades y ¿Cuáles son?

Los alimentos constructores pueden ser tanto de origen animal como de origen vegetal. No obstante, los de origen animal son los que mayor concentración de proteínas poseen, sin embargo también podemos encontrar buena dosis de proteínas en legumbres, cereales, etc.

Es importante mencionar que los alimentos constructores son los alimentos más complejos para digerir.
 

Entre los principales alimentos constructores encontramos a:

 

• Avena

El cereal con mayor contenido en proteínas y aminoácidos esenciales. Se trata de un alimento ideal para deportistas.

Alimentos Constructores: ¿Qué son?, Propiedades y ¿Cuáles son?

• Cañihua

Cereal andino, sin gluten, con elevado contenido de proteínas y propiedades antioxidantes. Se trata de un alimento muy recomendado para personas vegetarianas y veganas.

• Carnes

Tejido animal, principalmente muscular, ideales para quienes buscan una dieta proteica para adelgazar o definir músculo. Las más consumidas son las vaca y ternera.

• Embutidos

Alimentos como los jamones, las salchichas y los chorizo aportan proteínas y aminoácidos, además de grasas.

• Frijoles

Leguminosa considerada como una de las mejores proteínas de origen vegetal.

• Frutos Secos

Proteínas de origen vegetal, ricos en antioxidantes. Algunos de los más destacados son los cachuates, las almendras, los pistacho, las nueces y las pecanas.

Alimentos Constructores: ¿Qué son?, Propiedades y ¿Cuáles son?

• Garbanzos

Leguminosa, fuente de proteína vegetal, ideal para reforzar la actividad física.

• Habas

Legumbres ideales para los deportistas pues son una excelente fuente de proteína vegetal y hierro.

• Huevos

Considerado como uno de los alimentos que tiene más proteínas y aminoácidos esenciales.

• Leche

Sustancia con alta contenido de proteína para el desarrollo de la masa muscular.

• Lentejas

Legumbre rica en proteínas y fibras. Contienen tanta proteína como la carne, pero con menos calorías.

Alimentos Constructores: ¿Qué son?, Propiedades y ¿Cuáles son?

• Mariscos

Animal marino invertebrado comestible, bajo en grasa y rico en proteínas. Algunos de los más consumidos con los langostinos y los cangrejos.

• Pescados

En general, el pescado tiene un contenido proteico del 18 al 20%. Algunos de los pescados con mayor contenido de proteínas son el atún, el boquerón, la anchoa, el salmón y el bacalao.

• Pollo

Carne blanca con alto contenido proteico. Se trata de una de las carnes más consumidas.

• Quesos

Lácteos que tienen alto contenido de proteínas y calcio.

Alimentos Constructores: ¿Qué son?, Propiedades y ¿Cuáles son?

• Quinoa

También conocida como quinua es un cereal considerado como una de las fuentes más ricas de proteína vegetal. Se trata de un alimento ideal para vegetarianos y veganos.

• Soja

Legumbre que es una gran fuente de proteína vegetal. Contiene casi 37 gramos de proteína por cada 100 gramos de soja.

• Tarwi

También conocido como chocho o lupino es un grano del Altiplano, con un valor nutricional excepcional por su cantidad de proteínas. Tiene de 41 a 51% de proteínas.

• Vísceras

También conocidas como entrañas, son órganos contenido en las principales cavidades del cuerpo de los animales. Aportan proteínas similares a la carne.

Alimentos Constructores: ¿Qué son?, Propiedades y ¿Cuáles son?

• Yogurt

Producto lácteo obtenido mediante la fermentación bacteriana de la leche que aporta proteínas.