En el periodo de la mujer existen ciertas etapas que son de mayor consideración al momento de querer alcanzar la fecundación. Una de estas etapas es la fase lútea que responde a la tercera fase del ciclo menstrual de la mujer. En este post aprenderemos más de la importancia de esta fase para una futura maternidad.

Fase Lútea: ¿Cómo Saber y Calcular la Fase Lútea? ¿Cuáles son los Síntomas?

La fase lútea se inicia después de la ovulación y se mantiene hasta un día antes que el siguiente período menstrual vuelva a comenzar. En total se vive en esta fase normalmente de 12 a 14 días, aunque también hay mujeres que la experimentan de 10 y 16 días. El desarrolló dela fase lútea varía cuando el óvulo ya está fecundado y cuando se prepara para el siguiente ciclo, en el caso de que no se lleve a cabo la fecundación, se caracteriza como síndrome premenstrual, una etapa donde aparecen síntomas de depresión, tensión mamaria, cambios de humor e inestabilidad.

En esta fase aparece en el ovario un tejido muy rico en colesterol que se presenta de color amarillento, que lleva el nombre de “cuerpo lúteo” o “cuerpo amarillo”. Dicho tejido comienza a formar muchas cantidades de progesterona que tiene como principal labor, preparar el endometrio y engrosar sus paredes para alimentar al nuevo huevo fecundado hasta que pueda nutrirse de la sangre materna por medio de la placenta.

Otra función de la progesterona es estimular el cuello del útero para que segregue un moco muy espeso que impide el paso de los gérmenes y así evitar que éstos afecten al huevo en crecimiento.

Cuando se implanta un óvulo fecundado en la fase lútea, éste se da entre los días 7 o 10 después de la ovulación y los niveles de progesterona se mantienen altos durante todo el embarazo. En este caso la vida del cuerpo lúteo o cuerpo amarillo permite que se pueda seguir secretando progesterona y estradiol, lo que aporta considerablemente al desarrollo de las paredes del endometrio que servirán para alimentar al óvulo fecundado.

Para conocer la duración de tu fase lútea, intenta consultar con una calculadora de ovulación o acude al ginecólogo, solo así sabrás qué días son más probables para que quedes embarazada.