Nuevos métodos para poder cuidar la figura salen cada día, encontrando cada vez uno más novedoso que el anterior. Justamente aquí es donde podemos encontrar como uno de los casos más populares y peculiares el AntiGravity Yoga, el cual no se realiza a nivel del suelo, más bien se practica suspendiendo el cuerpo sobre una hamaca que va a funcionar como si se tratara de un trapecio sobre el cual nuestro cuerpo va a tomar distintas posturas.

AntiGravity Yoga: Yoga con el cuerpo suspendido sobre una hamaca

Puede sonar a un mero capricho pero AntiGravity Yoga es una disciplina que busca mezclar varias otras como por ejemplo el yoga tradicional, pilates, danza aérea y acrobacias para realizar los movimientos que se exigen. Aparte se asegura que mediante la práctica constante de esta actividad se puede lograr la tonificación de diversos músculos del cuerpo pero poniendo énfasis en el abdomen y los glúteos. Entre otros beneficios encontramos la mejora de la postura corporal, alinea la columna vertebral y previene problemas en la espalda o las articulaciones.

AntiGravity Yoga: Yoga con el cuerpo suspendido sobre una hamaca

Quien desee poder practicar AntiGravity Yoga no debe tenerle temor a la hamaca sobre la que uno se suspende, siendo cuestión de práctica el poder lograr resultados positivos.