La psoriasis ataca a toda la piel produciendo graves lesiones inflamatorias, además también suele producir una especie de escamas abultadas sobre la piel humana. Si conoces a una persona que sufre de la psoriasis, no tienes porqué preocuparte por tu salud, no se trata de un mal que se contagie mediante el contacto físico o alguna clase de virus. Desde el punto de vista científico la causa principal de la psoriasis es la realización de la mitosis de una manera en demasía acelerada dentro de las células de la epidermis. Por lo general se suele presentar en personas con predisposición genética, no resulta mortal pero física y visualmente resulta muy grave.

Los límites de edades que se presenta la psoriasis por lo general es entre los 15 y 40 años, siendo muy bajo el número de afectados al año, razón por la que se le considera como una enfermedad muy poco usual. Si alguna persona en tu familia sufrió de psoriasis, debes tener muy en cuenta que este mal resulta muchas veces hereditario; es más, las mujeres están un poco más propensas en adquirirlo.