La Tiamina también conocida como vitamina B1 es una vitamina hidrosoluble que tiene una serie de propiedades y funciones para el metabolismo.

¿Para qué sirve la Tiamina?

La tiamina ayuda a las células del organismo a convertir carbohidratos en energía, y por ende juega un papel importantísimo en el sistema nervioso, además de contribuir con el crecimiento, el mantenimiento de la piel, y la contracción muscular.

Fuentes Alimenticias

La tiamina se encuentra en muchos alimentos como la levadura, los granos, los cereales (avena, trigo), los productos integrales (pan, arroz, pasta), vísceras (hígado, corazón, riñón de res), carne de cerdo, carne vacuno, huevos, nueces, frijoles, frutos secos, lácteos, etc.

¿Qué sucede cuando le falta tiamina a nuestro cuerpo?

La deficiencia de tiamina puede causar debilidad, fatiga, irritabilidad física, pérdida de apetito, psicosis, depresión, daño neurológico, beriberi y síndrome de Korsakoff.

Es importante mencionar que el consume excesivo de alcohol dificulta la absorción de la tiamina de los alimentos por parte del cuerpo.

¿Cuándo se debe tomar tiamina?

La tiamina debe ingerirse para los síndromes de deficiencia de tiamina, la beriberi y la neuritis periférica.

También se utiliza para problemas digestivos, incluyendo la falta de apetito, la colitis ulcerosa y la diarrea crónica.

Otro de sus usos es para fortalecer el sistema inmunológico en pacientes con SIDA, para el dolor diabético, para las enfermedades, el alcoholismo, el envejecimiento, las úlceras bucales, las cataratas y glaucoma, etc.

Dosis

La ingesta de tiamina corresponde a la edad de la persona. Los bebes hasta 12 meses deben consumir 0.3 miligramos por día. Los niños entre 1 y 13 años deben consumir entre 0.5 y 0.9 miligramos por día. Los adultos deben consumir entre 1.0 y 1.2 miligramos por día.