Precauciones y Consejos para un Embarazo SanoUna de las mejores maneras de cuidarse durante el embarazo es con una alimentación saludable que permita el desarrollo del bebé. Es importante que la dieta esté basada en los cinco grupos alimentarios: cereales, frutas y verduras, carnes y pescados, leche y derivados; y por último, grasas y dulces, éstos últimos en cantidades menores. A la par, se debe evitar el consumo de alcohol, cigarros y medicamentos que no sean dados por el médico especialista.

A pesar de contar con una dieta balanceada es recomendable integrar a los alimentos complementos vitamínicos que incluyan ácido fólico, también minerales como hierro, yodo, calcio que ayuden al crecimiento del bebé. Para saber qué suplementos consumir se debe consultar al médico y así evitar complicaciones.

Asimismo, el deporte ayuda a mantener una buena salud en este periodo. Los ejercicios físicos recomendaros son la natación, pues en el agua no se tiene que soportar el peso y se puede desplazar sin esfuerzos, yoga, caminar, el método pilates, entre otros.

Precauciones y Consejos para un Embarazo SanoCon estos ejercicios moderados y constantes se mejorará la condición cardiovascular y muscular, y se favorecerá la corrección postural lo que permitirá a la madre asumir el embarazo sin riesgos. Estos ejercicios deben realizarse al menos tres veces a la semana, y sólo mientras la madre se sienta cómoda.

Se recomienda beber suficiente líquido y evitar hacer ejercicio en días calientes y húmedos. No obstante, evitar en todo momento los movimientos bruscos y ejercicios de alto riesgo tales como el aerobic, la equitación y el patinaje.

Otro punto que no se debe descuidar es el descanso. En esta etapa el cansancio y el sueño pueden acompañar a las madres desde los primeros síntomas por ello el dormir permitirá recuperar fuerzas para continuar con el día a día. En caso de no poder dormir durante el día, se pueden poner sus pies en alto tantas veces como se pueda.

Pero, lo más importante es mantener las citas prenatales con el ginecólogo de forma regular. Esto ayudará a controlar la salud del bebé y detecta cualquier problema a tiempo.