El Metilfenidato también conocido como MFD es un medicamento psicoestimulante del sistema nervioso central recetado para el tratamiento del trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH), el síndrome de taquicardia ortostática postural y la narcolepsia. También es prescrito para casos de fatiga y depresión resistentes a tratamientos.

Metilfenidato: ¿Para qué sirve?, Dosis y Efectos Secundarios

Mecanismo de Acción

El medicamento bloquea la recaptación de noradrenalina y dopamina en la neurona presináptica y aumenta la liberación de estas monoaminas al espacio extraneuronal.

Advertencia

El metilfenidato puede ser adictivo.

El metilfenidato posee similitudes estructurales a la anfetamina, pero su efecto no es el mismo.

Presentación

El fármaco se encuentra disponible para administración vía oral en forma de tabletas de liberación inmediata, tabletas masticables, solución líquida, suspensión líquida de liberación prolongada, tabletas de liberación prolongada, cápsulas de liberación prolongada, tabletas orales solubles de liberación prolongada.

Posología

Normalmente se toma entre 2 a 3 veces por día en adultos y 2 veces al día en niños.

Contraindicaciones

Las personas con síndrome de Tourette, glaucoma, hipertiroidismo, ansiedad, problemas al corazón, hipertensión y trastorno bipolar deben abstenerse de su uso así como mujeres embarazadas y en etapa de lactancia y personas mayores a los 65 años de edad.

Efectos Secundarios

El metilfenidato puede provocar nerviosismo, dificultad para conciliar el sueño, mareos, náuseas, vómitos, pérdida de apetito, dolor de estómago, diarrea, acidez, boca seca, dolor de cabeza, tensión muscular, somnolencia, agitación, adormecimiento en manos y pies y menos deseo sexual.

Marcas Comerciales

El metilfenidato se encuentra disponible bajo los nombres de Aptensio XR, Concerta, Cotempla XR-ODT, Metadate CD, Metadate ER, Methylin, Methylin ER, Quillichew ER, Quillivant XR, Ritalina, Ritalina LA y Ritalina SR.