En la vida de un deportista o un ciudadano convencional siempre se presentaran lesiones, golpes o dolores musculares. Así que será importante contar con un remedio contra esas molestias, por esta razón en este post te contamos acerca de la “árnica” un preparado que se aplica como pomada o crema.

¿Para qué sirve la Planta Medicinal Árnica?

La árnica sirve para curación de moretones, esguinces, dolor de músculos, hinchazones y en general, todas las dolencias que tengan que ver con los huesos, tendones o músculos. La intolerable artritis reumatoide puede ser mitigada por este preparado que también borra las estrías del embarazo.

Las propiedades analgésicas y antinflamatorias son de las bondades más destacadas, así como su poder rubefaciente que es capaz de estimular la circulación sanguínea en la zona donde se aplica, disminuyendo la formación de hematomas.

El árnica es una planta ideal para tratar el dolor y también evitar las infecciones, sin embargo aún no se encuentra la explicación científica de cómo actúa la planta, pero algunos estudios nos dicen que la árnica trata el dolor y la hinchazón post-cirugía aliviándolos levemente.

Las propiedades antibióticas del árnica permiten hacer gárgaras y así aliviar los problemas de la cavidad bucofaríngea, siempre con el cuidado de no tragarnos el producto. Este preparado se aplica externamente en forma de crema o pomada. Exactamente el árnica alivia:

Congelaciones: Si se han producido ampollas no abiertas, la crema de árnica proporciona valores antiinflamatorios y antibacterianos.

Golpes o contusiones: Su uso previene la aparición de hematomas.

Desgarros o distensiones y dolores musculares: se presentan de manera fortuita.

Moretones en los ojos: Golpes o aficionados a las luchas.

Esguinces y luxaciones: deportistas o movimientos imprudentes.

Artritis reumatoide: Enfermedades degenerativas.

Estrías del embarazo: Para cuidar la estética.

Úlceras no abiertas, eczemas de la piel y acné: Valor estético.

Elaboración de champús natural: Tratamiento capilar.