Itraconazol: ¿Para qué sirve?, Dosis y Efectos Secundarios

El Itraconazol también conocido como oriconazol es un antimicótico con una gran efectividad, un derivado imidazólico de última generación utilizado en medicina por sus propiedades antifúngicas, y es que se encarga de curar infecciones de hongos y levaduras, como las que aparecen en la piel, los órganos internos, la vagina o la vulva. También es utilizado como tratamiento de apoyo para enfermos con SIDA o padecimientos oncológicos cuyos sistemas inmunes están comprometidos.

Presentación

El Itraconazol viene en tabletas, cápsulas y solución líquida que se administran por vía oral. Viene disponible en marcas comerciales como Onmel, Spronaxos y Canadiol.

Dosis

Se recomiendan en adultos de 1 a 2 cápsulas de 100 mg una o dos veces al día durante el periodo prescrito.

Efectos Secundarios

Entre los efectos secundarios del Itraconazol encontramos a diarrea, estreñimiento, gases, distensión abdominal, dolor de estómago, acidez estomacal, dolor o sangrado de encías, llagas en la boca, dolor de cabeza, mareos, sudoración, dolor o debilidad muscular, dolor articular, disminución en el deseo o la capacidad sexual, períodos menstruales anormales, nerviosismo, depresión, escurrimiento nasal, fiebre, sueños inusuales, y pérdida del cabello.

Contraindicaciones

No debe administrarse durante el embarazo y la lactancia.

Advertencias
El itraconazol puede provocar insuficiencia cardíaca congestive, enfermedad pulmonary, hepatica o renal.