En la actualidad existen muchos virus que afectan al hombre, algunos de ellos pueden ser mortales y otros controlados de manera moderada. Si bien la ciencia ha avanzado mucho en la lucha contra ellos al punto de restarles importancia a algunos, también es importante que conozcamos algunos de ellos como el Enterovirus.

¿Qué es el Enterovirus?

El Enterovirus es un género de virus ARNmc de sentido positivo que está ligado a muchas enfermedades que afecta no solo a humanos sino también a animales. Los estudios serológicos han revelado que existen 66 serotipos de enterovirus, gracias a los test de neutralización de anticuerpos. Al mismo tiempo se han definido las variantes antigénicas que existen para varios serotipos tomando en cuenta a la neutralización cruzada reducida o no recíproca de las diversas cepas que pertenecen a una sola variante.

Si hablamos de la patogénesis del Enterovirus en humanos y animales, éstos fueron en un inicio divididos en cuatro grupos: Poliovirus, Coxsackie A virus (CA), Coxsackie B virus (CB) y Echovirus, sin embargo se identificó rápidamente la aparición de solapamientos en las propiedades biológicas de los diversos grupos.

En la actualidad los Enterovirus atacan a millones de personas alrededor del mundo, éste se encuentra mucho más presente en las secreciones respiratorias como: la saliva, esputo o moco nasal. También abundan en las deposiciones de las personas infectadas.

En la historia la enfermedad más conocida a causa de los Enterovirus es la poliomielitis. Actualmente se han registrado más de 60 enterovirus, además de los Poliovirus que producen enfermedades en humanos.

Las infecciones del Enterovirus pueden ocasionar una sintomatología muy variada llegando a confundir un poco al paciente afectado por éste. El Enterovirus llega a provocar desde una leve afección respiratoria (resfriado común) hasta fiebre aftosa humana, conjuntivitis hemorrágica aguda, meningitis aséptica, miocarditis e incluso parálisis flácida aguda.