Las mascarillas de limón y azúcar son sumamente beneficiosas para el rostro y es que se encargan de limpiar la piel, eliminar las manchas, espinillas, y células muertas, cerrar los poros, quitar la grasa de la piel y curar el acné.

El limón debido a su carácter astringente y antibacteriano se encargar de aclarar la piel, atenuar las manchas y combatir los puntos negros, espinillas y el acné, además de cerrar los poros y combatir la grasa de la piel. Por su parte el azúcar es un extraordinario exfoliante que elimina las células muertas e impurezas de la piel.

Mascarilla de Limon y Azucar: Mascarilla Astringente y Exfoliante

Para preparar la mascarilla de limón y azúcar necesitamos de una cucharadita de azúcar rubia o morena y exprimir un limón para preparar un zumo. Debemos aplicar la mascarilla sobre el rostro y realizar masajes suaves de forma circular. Dejemos actuar la mascarilla durante 20 minutos para luego enjuagar con abundante agua fría.

La mascarilla de limón y azúcar se puede utilizar durante 2 veces a la semana durante las noches. Evitar en cualquier situación colocarse la mascarilla durante el día pues el sol podría irritar la piel y generar manchas.