Un pastel de bodas es reconocible prácticamente por cualquier persona, contando con una imagen peculiar que se puede considerar hasta de cierta manera como monumental en comparación al resto de pasteles existentes, esto debido a poseer pisos que lo hacen elevarse y ganar verticalidad. Asimismo las tortas de bodas también son reconocidas por contar con el color blanco como uno de sus mayores estandartes, siendo uno de los colores simbólicos para esta clase de festividades, teniéndose que notar que el vestido de la novia también suele ser de este color.

Pasteles de Bodas: Tortas para Matrimonios

El bizcocho de las tortas de boda puede presentarse en cualquier sabor, aunque para guardar un mayor toque clásico es más común el uso de la vainilla. En cuanto al exterior blanco se suele utilizar la masa fondant, con la cual además se logra una mayor uniformidad al respecto e inclusive se puede crear adornos en base a esta misma si es que se tiñe. En la parte superior inclusive ya se ha vuelto muy clásico poder posicionar a un par de muñecos que simbolice justamente a la pareja de recién casados.