Caspa: Problema comun en el cabello

La caspa es un problema común relacionado con el cabello, tanto para hombres como para mujeres. Aunque no lo creas, casi la mitad de la población padece de caspa en alguna época de sus vidas. Como bien sabes, la caspa se caracteriza por la aparición de partículas blancas o amarillentas que no son más que células muertas que se desprenden de la piel del cuero cabelludo, producto del metabolismo acelerado. Si sufres de caspa, debes saber que se trata de un desequilibrio en tu cuerpo del proceso natural de eliminación de células en el cuero cabelludo. Normalmente la caspa aparece durante la adolescencia hasta los 30 años de edad, aunque claro también hay excepciones como la aparición de caspa en la vejez.

Es importante mencionar que la caspa causa una intensa picazón en la cabeza, y al rascarse lo único que lograremos será expandir la infección de cuero cabelludo, lo que estéticamente hablando de se bastante mal.

Caspa: Problema comun en el cabelloQuienes sufren de caspa, deben saber que existen 2 tipos de caspa, la seca y la grasosa. La primera de ellas aparece normalmente en la prepubertad y se caracteriza por escamas muy finas que crean una especie de capa de polvo blanco en el cabello. Este tipo de caspa es muy fácil de eliminar pues se desprende del cabello con rapidez, sin embargo vuelve a reaparecer al poco tiempo. La caspa de tipo grasosa, también suele aparecer durante la adolescencia, debido a los altos índices de producción de sebo.

¿Cuáles son las causas que originan la caspa? Normalmente se trata de cambios hormonales, la contaminación, algunos productos químicos agresivos para el cuero cabelludo, reacción a medicamentos, cambios de clima, estreñimiento, y hasta el estrés y el cansancio.

Existen ciertos tipos de tratamientos para evitar y eliminar la caspa. En primer lugar deberás lavarte el cabello diariamente, seguidamente utiliza los comunes shampoos anti-caspa.

Existen también una serie de remedios caseros para evitar la caspa como los tónicos de apio, los jugos de limón fresco, las raíces de remolacha, el vinagre de sidra, los enjuagues de tomillo seco, los tratamientos en base a aceite de almendra, los enjuagues en base a aguacate, el remedio de bicarbonato de sonido, la solución de ortiga y tomillo, las mezclas en base a té y las los remedios de miel y huevo, por mencionar algunos. Adicionalmente intenta masajear diariamente tu cabello, utilizando las yemas de tus dedos. También te ayudará cepillar diariamente tu cabello para mejorar la circulación.

Finalmente te recomendamos consumir muchas frutas y verduras, así como evitar sustancias como el café, el té y comidas enlatadas, procesadas y muy condimentadas.