La presión alta es conocida en el ambiente médico como hipertensión arterial y se le denomina como “la muerte silenciosa”. Existen muchos pacientes que sufren de hipertensión pero también es numerosa la cifra de quienes no siquiera saben que la tienen.

Es necesario detectarla pues sin tratamiento puede aumentar el riesgo de un posible ataque al corazón o un accidente cerebrovascular.

Las mediciones de la presión arterial son el resultado de la fuerza de la sangre producida por el corazón, el tamaño y estado de las arterias. Pero para estar en calma es necesario hacerse mediciones de la presión cada cierto tiempo como también, tomar conciencia de los factores que pueden afectarla.

Por lo general las personas que sufren de hipertensión no presentan síntomas, quizás haya quienes sientan palpitaciones en la cabeza o pecho, mareos y más síntomas físicos. Es también posible que la enfermedad se detecte luego de varios años. Entonces es mejor hacer una evaluación para saber si se está en riesgo de padecer la enfermedad.

Entre mayores causas de sufrir de presión alta cuando se tiene antecedentes familiares, si se enfrenta a altos niveles de estrés, si se sufre de sobrepeso y obesidad, si se fuma pues los cigarrillos dañan los vasos sanguíneos, si se usa anticonceptivos orales, si se lleva una alimentación alta en grasas saturadas, si el nivel de sal es elevado en el organismo, si se ingiere bebidas alcohólicas sobrepasando las cantidades moderadas, si se es diabético o simplemente, no se practica ejercicio consiguiendo un estado físico inactivo.