Utilizada principalmente por los pintores y gente que se dedica a labores de graficación y diseño gráfico encontramos a la denominada composición áurea, método de división gráfica que se encarga de buscar las proporciones ideales para la creación de imágenes sobre un rectángulo. Sobre esta forma geométrica se realiza una serie de trazos de manera pre-establecida para tener cada una de las divisiones formadas como un apoyo para la buena edificación de las proporciones del gráfico a realizar. Se trata más que nada de un método organizador a tener en cuenta para cualquier clase de imagen que se desea poder crear.

Belleza Aurea: Proporciones en la Belleza Femenina

Ahora, en los últimos años se ha podido darle un uso distinto a las proporciones áureas, según estudios realizados en la Universidad de California en Estados Unidos se ha buscado encontrar un patrón que pueda emparentarlo con la belleza femenina, es decir, medir si las proporciones faciales de la mujer pueden medirse mediante la composición áurea y así poder notar si es que la belleza puede encajarse dentro de estos parámetros.

Belleza Aurea: Proporciones en la Belleza FemeninaLo fundamental en este estudio fue la búsqueda de una perfecta disposición entre los ojos, nariz y boca dentro del clásico rectángulo de composición áurea; según los resultados lanzados por este estudio se dice que la buena disposición de estos elementos puede ser lo necesario para que las personas tengan, de manera subjetiva, la idealización de la belleza cuando ven el rostro de una mujer.

Para este estudio se realizaron diversas pruebas con estudiantes universitarios a quienes se les hizo ver imágenes de mujeres, muchas de ellas resultaban idénticas, siendo el único cambio presentado la presencia de diferentes distancias entre los labios, ojos y boca. Gracias a ello se pudo descubrir la existencia de dos proporciones áureas para el rostro femenino, una para el largo y otra para el ancho, el resultado indicaba que cuando la distancia vertical entre los ojos y la boca es aproximadamente del 36 por ciento de la longitud de la cara, y la distancia horizontal entre sus ojos es aproximadamente del 46 por ciento del ancho de la cara, se suele creer que ese rostro resulta mucho más agraciado.

Claro, el gusto personal también influye en gran medida, hay gente a la que le gusta los ojos grandes mientras que a otros le va mejor los rasgados, pero eso sí, la distribución facial juega un rol muy importante. Así mismo, el cabello suele jugar un rol importante para la distribución de todo lo antes mencionado.