Como bien se sabe, una mujer embarazada presenta varios cambios durante esta etapa de nueve meses previa al parto, siendo la imagen corporal lo que presenta mayor número de estos cambios. Cabe mencionar que el embarazo suele ser representado por distintas etapas que se dividen entre las 40 semanas (280 días aproximadamente) que dura este proceso hasta que el bebé llegue a nacer, en total estas son tres y te las detallamos a continuación, siendo cada una de ellas de por lo menos unas 12 semanas.

Etapas del Embarazo: Gestacion y Sintomas del Embarazo

La primera etapa del embarazo se caracteriza por la presencia de exclusivamente cambios internos, siendo lo principal y más característico la presencia de nauseas, mareos y una gran fatiga corporal.

Los cambios corporales inician cuando se llega a la segunda etapa del embarazo (aproximadamente durante la semana número 13 de gestación), época en la que comienza a disminuir todo lo antes mencionado y comienza a notarse el aumento de peso y aumento del tamaño del útero. Este período también se destaca por el gran aumento del apetito y la presencia de los primeros movimientos del bebé dentro del vientre materno.

Etapas del Embarazo: Gestacion y Sintomas del EmbarazoEn cuanto a la tercera etapa de embarazo, la última de ellas, se puede decir que se trata de la más segura de todas para la vida del bebé ya que en casos de un parto prematuro es mucho más probable que el recién nacido pueda sobrevivir. Debido a que la panza de la embarazada presenta un tamaño muy amplio esto traerá algunos cuantos problemas como molestia para posicionarse para dormir o la dificultad para poder mantener una respiración adecuada. Luego de esto solo queda esperar que se produzca el parto.

Además de estos tres períodos por los que pasa toda mujer embarazada, cabe mencionar los cambios más notorios a los que están expuestas. Como bien se sabe, lo primero en presentarse es el retraso menstrual, luego de esto encontramos los ya mencionados sentimientos de náusea y vómito así como el cansancio corporal. También se podrá notar un aumento de tamaño y sensibilidad de las mamas además de un afinamiento del sentido del olfato; también disminuirá la presión arterial, lo cual producirá en muchos casos mareos y puede que también desmayos. Por último cabe mencionar la presencia de deseos de orinar mucho más seguido debido a la retención de líquidos y la presión del útero sobre la vejiga, esto último también puede provocar dolores abdominales.