La HGH, hormona de crecimiento o somatotropina, pertenece a la familia de genes: cuatro placentarios y el más importante un hipofisario.

Esta hormona va a facilitar el tamaño de las células y estimula la mitosis. Con esta se desarrollan muchas células y se pueden diferenciar distintos tipos de la misma, como las de crecimiento óseo y los miocitos precoces.

Normalmente la hormona HGH se utiliza para ayudar en el crecimiento de los niños con retardo en el mismo. Aunque ahora se ha aumentado, ya que también se puede usar en los adultos con déficit, por el gran numero de hormonas con las que se cuenta. Adicionalmente te contamos que algunas personas la consideran como la fuente de la juventud pues puede ayudar a perder grasa y reconstituir los músculos por lo que muchos fisicoculturistas optan por utilizarla, en base a una terapia de testosterna.