Es conocido que las coreanas tienen una piel sana, tersa y radiante. ¿A qué se debe? A ciertos secretos de belleza ancestrales que hoy en Blogichics.com los revelaremos.

Secretos de Belleza Coreanos: ¿Cómo tener una piel como las coreanas?

Uno de los secretos básicos de la belleza coreana es limpiar la piel. Es un must retirar el maquillaje del rostro cuando vayamos a descansar. Aplícate el desmaquillante y deja que actúe. Evita frotarte el rostro con algodón pues puedes producir arrugas. Para quitar el desmaquillante haz uso de un aceite limpiador para la cara, el cual diluye los restos de maquillaje y grasa. Debes realizar movimientos circulares en dirección ascendente.

Otro consejo que no debemos dejar pasar desapercibido es la exfoliación. Este proceso se encarga de ablandar los restos de grasa acumulados en los poros obstruidos y a eliminar las células de piel muerta. El resultado es una mejora en la textura de la piel y iluminación del cutis. Es recomendable exfoliarnos la piel de 1 a 2 veces por semana, centrándonos especialmente en los poros de las mejillas y la nariz. Asimismo se recomienda frotar un poco los labios para mantenerlos suaves.

Las coreanas también hacen uso de productos tónicos hidratantes que se encargan de reparar la barrera cutánea.

El cuidado facial coreano también incluye la aplicación de esencias, ampollas y sérums en la piel. Estos productos ayudan a hidratar la piel, incrementar la regeneración celular y tratar problemas cutáneos. Asimismo ayudan a iluminar la piel, atenuar las manchas solares y suavizar las líneas de expresión.

No podemos dejar de mencionar a las mascarillas faciales. Estas mascarillas hacen que nuestra piel absorba nutrientes debido al contacto prolongado de la mascarilla con el rostro. Asimismo hidrata mucho mejor que cualquier crema. Se recomienda el uso de mascarillas por lo menos 2 veces a la semana. Un limpiador y exfoliante ancestral extraordinario es el arroz y es que cuenta con gran cantidad de propiedades y nutrientes que ayudan a la regeneración celular y al control de la grasitud. Posee por ejemplo ácido ferúlico, que es un gran antioxidante, además de alantoína, conocida por sus propiedades antiinflamatorias. De esta manera podrás calmar irritaciones, rozaduras, erupciones y combatir el acné. Para preparar esta solución necesitas 3 cucharadas de arroz y 250 ml de agua tibia. Coloca el arroz en un bol y cúbrelo con agua, déjalo reposar durante 15 minutos y luego con una cuchara revuelve hasta que el agua obtenga un color turbio. Ahora toma un colador y coloca el agua en una botella limpia. Para limpiarte el rostro simplemente aplícalo sobre la piel dando toquecitos con los dedos.

También debemos prestar especial atención al contorno de ojos, lugar en donde se encuentra la piel más delicada y fina de la cara. Para ello podemos hacer uso de cremas intensivas que nos ayudan a evitar las ojeras, hinchazón y patas de gallo. Se debe aplicar con mucho cuidado dando toquecitos con el dedo meñique y evitar frotar la zona.

Parte importante de la rutina de cuidado facial es la hidratación de la piel. Para ello debemos utilizar una mascarilla hidratante durante la noche 1 vez por semana.

Es de suma importancia tomar en cuenta la protección solar durante el día.