Las fiestas de quince años encierran un mensaje interesante ligadas a la tradición de una niña que se convierte en mujer. Por esta razón la fiesta que conmemora esta fecha se convierte en un evento especial que puede estar tematizado de lo que más te guste. Sin embargo en este post vamos a ayudarte a convertirte en una quinceañera vintage, si eres amante de la clásico y elegante.

Quince Años Vintage: Decoración y Fiesta de 15 Años Vintage

Una quinceañera al estilo vintage es clásica y romántica, al mismo tiempo connota exclusividad y artesanía. Es como voltear precisamente al pasado y remarcar decoraciones en tonos pasteles, encajes, camafeos, cintas de terciopelo, perlas, arreglos primorosos y con flores silvestres de detalles delicados que rememoran una época de femineidad. Es volver a los vestidos hechos a manos que le dan más valor sentimental a todo lo agregado.

El estilo vintage, es el “do it yourself” y el buen gusto permite que sea una opción ideal para ponerlo como la temática de quince años. El revivir este calor humano y gusto por los detalles, pueden permitirte entrar por la puerta grande al mundo de la adolescencia con elementos vintages que va de la mano con tu personalidad.

Un vestido blanco es clásico y romántico y si optaste por lucir un vestido de quinceañera vintage para el día de la fiesta, puedes ir seleccionando tonos pasteles con detalles como: listones, broches y encajes. Existen chicas que prefieren usar un vestido de tono paste con un corte moderno en la parte de adelante. No hay ningún problema con ello porque solo basta con agregar accesorios para darle el toque romántico.

Estos accesorios pueden ser guantes de encaje, cintillos de flores, perlas pequeñas y aretes con diamantes diminutos que brindarán ese aire de romanticismo que todas las chicas buscan en sus quince años vintage.

Ten en cuenta que una quinceañera estilo vintage no descuida ningún detalle. Si el vestido muestra parte de tus piernas puedes ponerte un par de panty medias en un color que combine con el vestido, pero que no brilles deben tener un color mate y claro. Para el gran día de la fiesta los zapatos ideales son los altos para dar la sensación de que has crecido y ganar más estatura.