En el mundo hay enfermedades terribles que afectan a una parte de la población; particularmente estos temas me resultan un tanto desagradables, pero es importante que se conozca más acerca de este tipo de problemas. Por esta razón el post de hoy se avoca a conocer qué es Glioblastoma o Glioblastoma Multiforme (GBM).

Glioblastoma: Tumor Cerebral Multiforme

El glioblastoma suele ser el tumor maligno más común de las neoplasias de la glia. El nombre que recibe se le fue dato por la Organización Mundial de la Saludo el año 2000 y fijado por la clasificación OMS-2007. Según la OMS este tumor cerebral presenta dos variantes: la primera es el glioblastoma de células gigante y el gliosarcoma.

El glioblastoma es un tumor que crece rápidamente y se compone de una mezcla heterogénea de celulas tumorales astrocitarias pobremente diferenciadas, con pleomorfismo, necrosis, proliferación vascular y mitosis frecuentes. Se puede presentar a cualquier edad de los seres humanos, pero tiene un pico de incidencia entre los 45 y 70 años.

Suele manifestarse con frecuencia en los hemisferios cerebrales, y es menos frecuente en el tronco del encéfalo o la médula espinal. Como el común de los tumores cerebrales, este no llega a expandirse más allá de las estructuras que contiene el sistema nervioso central, aunque hay excepciones pero estas son poco frecuentes.

Glioblastoma: Tumor Cerebral Multiforme

Se llega a desarrollar a partir de un astrocitoma difuso (grado II) o de astrocitoma anaplásico (grado III). Sin embargo ocurre con mayor frecuencia de novo, sin ningún rasgo de neoplasia previa.

Si bien este tipo de tumor cerebral es considerado primario y más frecuente, reportes de salud indican que su incidencia es de solo 2-3 casos por cada 100.000 personas en toda Europa y Norteamérica.

En su tratamiento se aplican cirugías, radioterapia y quimioterapia; el pronóstico es infausto y son poco frecuentes los casos de supervivencia prolongada, aunque si se ha presentado.