Hijab: El Velo Islámico

El Islam posee ciertos códigos, normas morales y estéticas que se deben cumplir a cabalidad por todos aquellos que nacen bajo el seno de esta religión. Uno de ellos es el famoso “Hijab” o “Hiyab” y a cómo está presente en todas las mujeres musulmanas.

Básicamente el Hijab llega a ser un estricto código de vestimenta femenina que establece el deber de cubrirse la mayor parte del cuerpo y que se representa en distintos tipos de prenda. Esto varía de acuerdo a las zonas y las épocas. Si hablamos en sentido restringido se emplea para nombrar una prenda específica moderna, que lleva el nombre de velo islámico. El significado de la palabra “Hijab” quiere decir “esconder” u “ocultar a la vista” relacionándose mucho más con el propósito de esta vestimenta.

El desarrollo del Hijab ha sido materia de estudio por muchas autoras musulmanas, quienes señalan que el ocultar el cuerpo femenino no procede directamente de las prescripciones sagradas en sí como algo estrictamente rigoristas. Por el contrario se piensa que la idea fue creada por hombres.

De este modo resulta que el atuendo femenino musulmán en general y la cuestión de cubrir la cabeza o la cara es variable en las diferentes sociedades de religión musulmana, pues no todas siguen un mismo estándar para la vestimenta. Estas diferencias se relacionan con el ámbito rural o urbano, la clase social entre otros aspectos.

Hijab: El Velo Islámico

Para hablar de una idea concreta podemos decir que este atuendo tradicional femenino en culturas islámicas ha incluido por lo general el cubrirse la cabeza de muchos modos, lo cual no es indiferente al clásico atuendo tradicional masculino que también posee ese mismo rasgo; que al mismo tiempo se presenta en atuendos cristianos y judíos. Algunas mujeres suelen acompañar el Hijab con un velo transparente que cubre la boca y la parte inferior del rostro.