Las cejas gruesas, algunas quieren tenerlas, otras desean quitárselas; se dice que denotan un carácter perseverante en la persona que las posee y hoy en día, con persistencia tal, han vuelto a ser un signo de estilo en las pasarelas. En todo caso, ojo con ellas, porque son siempre un elemento bastante fuerte -incluso determinante- en el rostro, por eso hay que pensar bien en cómo depilarlas o si es preferible conservarlas. Te presentamos algunos puntos que deberías considerar según la decisión que tomes.

Cejas Gruesas: Consejos y Tips para Cejas Anchas y XL

Las cejas gruesas son ideales en algunos rostros, pero no basta con dejarlas crecer de cualquier manera, inclusive siendo gruesas naturalmente hay que saber darles la forma que ayude a armonizar la expresión facial.

En rostros alargados, en una línea más bien plana, compensan el espacio entre la frente y la barbilla.

En el rostro cuadrado, con los extremos correctamente delineados, ayudarán a suavizar las facciones y la mandíbula, en este caso combinan bastante bien con un cerquillo a lo Zooey Deschanel.

Cejas Gruesas: Consejos y Tips para Cejas Anchas y XL

En los rostros en forma de diamante, con mentón pequeño, las cejas gruesas darán más vida a la mirada (¿Alguien ha olvidado los ojos de Audrey Hepburn?).

Si ya tienes las cejas de un grueso ideal, oscurecerlas para crear contraste con la cabellera de tono claro es lo que te aconsejarían diseñadores como Marc Jacobs.

Si lo que quieres es hacer las crecer, puedes crear una apariencia de cejas más pobladas pasando un lápiz, en la misma dirección en que crecen y con varias pinceladas para darles un look natural. Y si quieres que crezcan de verdad, aplicarles aceite de romero y/o ricino por la noche te ayudará. Darles una pasadita diaria con un hisopo empapado con leche será de utilidad también.