Si quieres cuidar tu cabello al teñirlo y evitar que se quiebre, entonces debes hacer uso de tintes sin amoniaco, tintes naturales que no contienen sustancias químicas sino componentes vegetales y un agente alcalino llamado monoetanolamina. Además los tintes sin amoniaco evitan la picazón, resequedad y caída del cabello.

Tintes sin Amoniaco: Evita la Picazon, Resequedad y Caida del Pelo

El amoníaco abre la cutícula para que los elementos que ingresan al cabello puedan colorearlo rápida y uniformemente, sin embargo, al tratarse de un químico muy fuerte puede ocasionar irritación.

Los tintes sin amoniaco están dirigidos especialmente a aquellas que no necesitan cubrirse las canas, y es que permiten obtener resultados deseados debido a que los colores que se muestran se asemejan a los colores estándar de cabello. Este tipo de tintes, producen un color cuidado, un acabado natural, y proporcionan reflejos brillantes y visibles.

Otro de los beneficios de los tintes sin amoniaco es el agradable olor del producto.

Se pueden encontrar diversos tonos de tintes sin amoniaco como tonos rubios, castaños, caobas o negros.