La naturaleza siempre será una buena fuente de beneficios para la salud de los seres humanos, y es que detrás de plantas sencillas pueden esconderse una serie de remedios que bien vale la pena aprovechar. Este es el caso de la sábila, también conocida como aloe vera, planta medicinal rica en vitaminas B12, B5, B6, A y C.

La sábila es de origen desértico y se trata de una planta perene llamada “de hojas suculentas”, gracias a lo nutridas y gruesas que están sus hojas. En la superficie podemos notar las espinas que sirven como defensa natural del agua y sustancias nutritivas y gruesas de sus hojas.

¿Para qué sirve la Sabila?: Propiedades y Beneficios del Aloe Vera

Pocos conocen las propiedades de la sábila, ésta guarda sus nutrientes y su agua en las gruesas y suculentas hojas. Puede llevar grandes cantidades de nutrientes y sustancias naturales, esta planta ha sido utilizada por los prehispánicos como método natural y también se consume en forma de extracto que dan jugos naturales, bebidas y licuados; se piensa que tiene efectos médicos con buenos resultados en enfermedades como: golpes, fiebre, caspa, caída del cabello, manchas cutáneas, arrugas, etc.

La industria de la estética reconoce el valor de la sábila en temas del cuidado del cabello, puesto que es ingrediente indispensable en los shampoos y acondicionadores que promocionan el contenido de sábila que tienen.

Sin embargo en la medicina tradicional se le atribuye a la sábila muchas facultades y se toma en ayunas cortadita en un pequeño cuadro como si se tratase de una cápsula.

También suele mezclarse en licuados con jugos de naranja y piña, con la esperanza de que pueda atacar la candidiasis. Algunas personas hacen de la sábila una pomada para “quitar las manchas de la piel”, sin embargo para aplicarse como tal hay que tener precaución con las alergias, ya que existe gente a la que le puede producir urticaria, fuera de ello es un elemento importante para tratamiento.