¿Sabías que el órgano más grande del cuerpo es la piel? Sí, y sin duda es el que más lucimos así que es necesario cuidarlo con delicadeza pues se encuentra muy expuesto a elementos que pueden dañarlo.

Uno de los primeros pasos que debes hacer para mantener tu piel en perfecto estado es limpiarla para que esta pueda respirar. En el cuidado semanal se necesita exfoliar la piel y cuando sea necesario emplear una mascarilla. Es importante mencionar que cuando se tiene tiempo disponible es recomendable hacer un tratamiento facial casero una vez a la semana o si andas ocupada, por lo menos una vez al mes.

Los productos de belleza necesarios para su buen cuidado varían según el tipo de piel de cada persona. De igual manera actúan las mascarillas y productos naturales, así como los limpiadores de ojos, tónicos, humectantes, cremas nutritivas, protectores solares, entre otros.

Por lo tanto antes de comprar alguna clase de producto, asegúrate de saber que éstas van acorde con tu piel, y además revisa que contengan alguna clase de vitaminas que son muy beneficiosas para el cuidado de la piel. Por ejemplo si tuviese vitamina A, estarás cumpliendo el objetivo de renovar las células de tu cutis, evitando así que tu piel se reseque. La vitamina B le da mayor elasticidad y suavidad en nuestra piel, además es importante mencionar que es ideal para aquellas mujeres que están en pleno embarazo. La vitamina C se dedica a retrasar la aparición de las arrugas, ayudando a mejorar la firmeza de la piel y por último la vitamina E ayuda a la irrigación de la sangre y protege la piel.