Los derechos del niño son un conjunto de normas jurídicas fundamentales que protegen y garantizan el bienestar de los infantes. Estos derechos son inalienables, irrenunciables y no pueden ser vulnerados bajo ninguna circunstancia.