Las cremas antimicóticas y antifúngicas son medicamentos tópicos que se encargan de tratar las infecciones por hongos, reducir el picor y la inflamación, ya sea en la piel o en los genitales.