La Valeriana officinalis o simplemente Valeriana es una planta considerada como un tranquilizante y somnífero natural.

Valeriana: ¿Para qué sirve?, Contraindicaciones, Efectos Secundarios, ¿Cómo se Prepara?

Características

Es una planta perenne que alcanza los 20-120 cm de altura. Las hojas son pinnadas con foliolos dentados. Las flores son pequeñas de color rosa pálido.

Propiedades

Tiene efecto sedante, ansiolítico, antidepresivo, calmante y antiespasmódico.

Beneficios

La valeriana es un fármaco natural que ayuda a equilibrar y relajar el sistema nervioso y el cerebro. Se emplea en trastornos convulsivos, histerismo, nerviosismo y agitación.

Asimismo que ayuda a contrarrestar el insomnio y mejora la calidad del sueño.

También se utiliza para los cólicos, las alteraciones menopáusicas y el síndrome premenstrual.

La valeriana es utilizada para mitigar el síndrome de abstinencia en personas que quieren dejar de fumar.

Además es un remedio natural para relajar los movimientos intestinales en pacientes con colon irritable y enfermedad de Crohn.

Contraindicaciones

Está contraindicada para personas que toman medicamentos sedantes o que afectan al sistema nervioso central, como las benzodiacepinas o los antiepilépticos.

Además no se debe mezclar con el alcohol.

Las mujeres embarazadas o en etapa de lactancia deben abstenerse de su uso así como los niños menores de tres años.

Efectos Secundarios

La valeriana puede causar náuseas, diarreas, cefaleas y confusión.

¿Cómo se consume?

La valeriana se prepara como infusión.

Se recomienda no tomarla por un período superior a los 12 días seguidos.