como hacer desodorante

Muchos son los cuidados que las chicas tenemos con nuestra piel, más aun tratándose de zonas delicadas. Por ejemplo las axilas, el uso de insumos para su cuidado muchas veces pueden causar los efectos contrarios, que muchas odiamos. No cabe duda que siempre es mejor optar por productos naturales y libres de químicos que puedan afectar nuestra piel y la salud. Si bien, el producto que nunca dejamos de usar es el desodorante, pero sabemos que muchas veces resulta complicado encontrar uno que se adecue a nuestra piel y sus requerimientos. Por eso aquí te presentamos distintas opciones para que tú misma puedas preparar un desodorante natural, súper fácil y libre de químicos y que al final resultan ser más efectivos que los productos industrializados.

Receta #1

• Necesitas: Cáscara de 3 naranjas, de 3 limones, un litro de agua, una taza de sal y tres cucharadas de bicarbonato de sodio.
• Primero ralla las cáscaras y luego hervir en el agua unos minutos. Fíltralo y deja que repose. Coloca la sal y el bicarbonato y mézclalo hasta que se forme una pasta y ¡listo! Ya tienes tu desodorante hecho por ti misma.

Receta #2

• Necesitas: 20 gramos de pétalos de rosa, 120ml de agua, 100ml de vinagre de sidra, 100ml de agua destilada, tres cucharadas de hierbas aromáticas (las que sean de tu preferencia).
• Primero hervir los pétalos en agua y déjalos reposar. Calienta el vinagre junto con el agua destilada, y vierte en un recipiente junto con las hierbas aromáticas. Déjalos reposar 20 minutos y luego fíltralos. Incorpora el agua de rosas y lo viertes en un frasco que tenga pulverizador y ya tienes un desodorante listo para usarlo cuando quieras.

Estas son unas recetas fáciles de hacer, que no te tomarán mucho tiempo y que ayudarán a un mejor cuidado de esa zona tan delicada. Pero si no tienes el tiempo de realizarlo o solamente quieres una opción de producto diferente, también puedes usar algunos productos naturales que actuarán por sus mismas propiedades, dándote el mismo resultado de cuidado para tus axilas.

Por ejemplo puedes utilizar la piedra de alumbre, que es un desodorante natural por excelencia. Su uso proviene desde hace cientos de años. Esta piedra tiene la peculiaridad de combatir el mal olor y además de tener propiedades bactericidas y cicatrizantes y lo mejor es que actúa de manera prolongada. Otra opción es el mismo bicarbonato de sodio, el cual tiene como principal factor el neutralizador de olores. Además resulta súper cómodo para tu bolsillo.