Con respecto al embarazo existen muchos mitos que se tejen y que pueden confundir a las mujeres que ansían más información ya sea par aquedar embarazadas o para evitar un embarazo no deseado. En este post hablaremos sobre la probabilidad de embarazo a raíz de algunos mitos que aclararemos para tener un panorama más completo del universo que encierra el quedar en cinta. Pon mucha atención.

Probabilidades de Embarazo: Mitos y Verdades, Preguntas Frecuentes y sus Respuestas

Tratamos de abordar los mitos más populares sobre quedar embarazada para llega a la verdad.

El primero mito es: “Es imposible quedar embarazada la primera vez que tengo relaciones sexuales sin protección”.

Este es un mito muy común y que se ha extendido por mucho tiempo y no puede estar más lejos de la verdad porque está claro que por más que se trata de la primera vez de una mujer, siempre existen probabilidades de quedar embarazada. En caso de que se inicie la relación sexual sin protección se deberá usar un método anticonceptivo que se ajuste a sus necesidades.

Otro mito tan conocido es: “Si no se comienza el siguiente paquete de la píldora anticoncetiva tras el descanso de 7 días no es posible quedarse embarazada”.

Probabilidades de Embarazo: Mitos y Verdades, Preguntas Frecuentes y sus Respuestas

Este mito también es falso ya que si es posible salir en cinta. Una de las formas en que actúa la píldora es impidiendo la ovulación. Si se olvida de tomar una de las píldoras su eficacia como método anticonceptivo se ve reducida.

Por último tenemos el mito más común de todos: “Si se mantienen relaciones sexuales durante el período menstrual, no es posible quedar embarazada”.

Es improbable quedar embarazada en esta etapa del ciclo menstrual, pero no es imposible. Existen mujeres que alcanzan un nivel muy alto de fertilidad no solo en los días que preceden a la ovulación sino también en los días entorno a la ovulación. Por esta razón si el ciclo es corto, es posible que se ovule precisamente después del periodo, por lo tanto puede ser fértil en la fase más temprana del ciclo, es decir, cuando aún este sangrando.