Inicio salud Dolor en el Tórax y en las Costillas

Dolor en el Tórax y en las Costillas

El dolor torácico se puede deber a cualquier órgano o tejido en el tórax, incluyendo el corazón, los pulmones, el esófago, los músculos, las costillas, los tendones o nervios.

En caso de ser un problema cardiovascular, puede deberse a una angina o ataque cardíaco, o a una ruptura de la pared de la aorta.

Dolor en el Tórax y en las Costillas

En el caso de ser un problema pulmonar, el dolor torácico puede deberse a una embolia pulmonar, a un neumotórax, a una neumonía o a una pleuresía.

El dolor torácico puede deberse a problemas digestivos como el estrechamiento y espasmos del esófago, cálculos biliares, reflujo y acidez gástrica, y gastritis.

Dolor en el Tórax y en las CostillasOtras causas de dolor torácico se pueden deber a los ataques de pánico, osteoporosis, herpes zóster y distención muscular.

También es común el dolor en las costillas cuando éstas se encuentran rotas, fracturada, con fisuras o hematomas. En este caso el dolor empeora al inclinar o voltear el cuerpo. Cuando existe un nervio lesionado es probable que se sienta más dolor al tomar aire. El descanso y la inmovilización son la mejor cura para una fractura de la caja torácica, aunque también se recomienda colocar hielo en el área lesionada, durante las 72 horas después de la lesión. Asimismo se recomienda tomar analgésicos para el dolor como como aspirina, ibuprofeno, naproxeno o paracetamol.

El dolor en las costillas puede deberse a la costocondritis o inflamación del cartílago que une las costillas con el esternón, y es considerada como una de las causas más frecuentes de dolor torácico en la población infantil y adolescente. El dolor es agudo, localizado, gradual y repentino y se manifiesta al toser, estornudar, con movimientos bruscos e incluso, en estados de tensión emocional. Algunas causas que pueden desencadenar la costocondritis son las lesiones en las costillas o el esternón, la tensión o sobrecarga física provocada por el hecho de levantar pesos pesados o de hacer un ejercicio agotador y la tos repetitiva. Para evitar el dolor se recomienda el uso de antinflamatorios, fomentos de agua caliente en la zona localizada y un vendaje adecuado en la zona del tórax.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.