La fiebre también llamada calentura, es un aumento de la temperatura corporal por encima del índice normal, en respuesta a alguna infección o inflamación como neumonía, osteomielitis, apendicitis, tuberculosis, infecciones cutáneas, celulitis, meningitis, gripe, resfrío, dolores de garganta, infecciones del oído, infecciones sinusales, mononucleosis infecciosa, bronquitis, infecciones urinarias, gastroenteritis viral, gastroenteritis bacteriana, dolor de oídos, entre otras.

Fiebre: Aumento de la Temperatura Corporal

La fiebre es un mecanismo de defensa que actúa como una respuesta adaptativa ayudando al cuerpo a combatir los organismos que causan enfermedades.

Una parte del cerebro llamada hipotálamo actúa como el termostato del cuerpo. La fiebre se desarrolla cuando el hipotálamo se ajusta a una temperatura superior a lo normal. La temperatura normal del cuerpo humano oscila entre 35 y 37 grados centígrados. La fiebre en adultos se presenta a partir la temperatura sobrepasa los 37.5 grados centígrados. La fiebre causada por infección rara vez sobrepasa los 40,5, sin embargo es importante mencionar que las fiebres que sobrepasan los 40,5 grados centígrados pueden provocar estrés celular, infarto cardíaco, necrosis de tejidos, delirios y ataques paroxísticos.

Fiebre: Aumento de la Temperatura Corporal

La medición de la fiebre se hace a través de termómetros de mercurio o digitales.

Los síntomas de la fiebre son escalofríos, rigidez muscular, pérdida de peso, sudoración nocturna, dolor de cabeza, falta de apetito, sensación de debilidad, etc.

Para controlar los síntomas se puede tomar un baño en tina con agua tibia o a temperatura ambiente. También se recomienda hacer uso de un paño húmedo y colocarlo sobre la frente o la nuca. Es importante beber líquidos y descansar.

Fiebre: Aumento de la Temperatura Corporal

Para tratar la fiebre en adultos se puede hacer uso de una serie de medicamentos como ibuprofeno, paracetamol, acetaminofén, aspirinas y antibióticos. Si la fiebre dura más de 72 horas o si es intermitente hasta por una semana, lo mejor será acudir al médico. También existen algunos tratamientos naturales para controlar y reducir la fiebre como el consumo de la belladona, la planta milenrama y la flor de sauco. Asimismo colocar una papa en rodajas en la frente también puede ser útil.