Uno de los efectos más deseados por las mujeres a la hora de mostrarse bellas y sensuales es el cabello ondulado en las puntas. Por su aspecto fresco y a la vez enérgico. Y la forma de obtenerlo va a depender del tipo de cabello de cada una. Como es lógico, hay que acentuar las ondas en las puntas, y el lacio en el resto del cabello.

Cabello Ondulado en las Puntas

Para quien ya tiene el cabello rizado, en las múltiples variantes de rizo y onda que existen, desde las más “sueltas” hasta las más “compactas”, se debe proceder a alisar toda la cabellera menos las puntas.

Alisar el cabello es una de las prácticas más difundidas y peor ejecutadas que existen. Debemos andarnos con cuidado y sobre todo con paciencia. Empieza por lavarte el cabello con un poco menos de shampoo de lo normal. Prescinde del acondicionador pues convendrá que quedé lo menos grasoso posible. Escurre luego todo el sobrante de agua y péinalo con un cepillo redondo. Naturalmente has procedido en cada paso abarcando secciones de tu cabellera. Sigue así pues junto al cepillo debe entrar el secador, siempre desde atrás hacia adelante. Luego aplica el alisador, tanto más potente en cuanto más grueso tu cabello rizado. No esperes a que se ponga tieso, déjalo descansar y repásalo un par de veces más. Tu cabello debe quedar lo bastante lacio cómo para aplicarle una crema hidratante. El tratamiento del laceado no debe hacerse muy seguido, pues resta vida a la cabellera. Y para lograr (conservar) el ondeado en las puntas basta con suavizar este procedimiento en el tercio final.

Cabello Ondulado en las Puntas

Para quien tenga el cabello demasiado lacio, cual estudiante japonesa, debe tomar el camino inverso. Crear ondas en las puntas es más sencillo pero exige bastante criterio. Es posible ondular las puntas por el método clásico, que es el menos dañino y uno de los más efectivos, usando los famosos “ruleros”, bobinas de plástico que se enganchan al cabello. Primero lava tu cabello con una regular cantidad de shampoo y luego un acondicionador que sume cuerpo y volumen. A continuación coloca los ruleros. Atención aquí, pues deben ser colocados a partir de las puntas mismas del cabello, no desde el medio ni desde la base, hasta el punto desde el cual quieres que empiece a ondearse tu cabello. El tamaño de la onda va a depender del tamaño del rulero, así que elige con exactitud.

cabello liso con puntas onduladas