Dentro de las drogas que cuentan con mayor popularidad en el ámbito urbano se encuentra a la cocaína, la cual es conocida por ser un estimulante corporal que rápidamente puede volverse en una adicción para sus consumidores y como es fácil poder suponer de todo esto su consumo y venta es completamente ilegal y se encuentra penado bajo la ley en cualquier país del mundo. El hecho que no se pueda frenar completamente su venta y consumo ha sido un problema de las sociedades en todas partes del mundo, afectando a gente de todo tipo de estratos sociales y culturales.

Cocaina: Droga Estimulante Altamente Adictiva

Viendo desde un punto de vista algo más técnico las características de la cocaína, se trata de un alcaloide tropano cristalino el cual le debe su nombre a la hoja de coca, la cual es justamente la planta usada como ingrediente principal en su creación. Por esto mismo muchos de sus centros de creación se ubican dentro de América del Sur, lugares donde la hoja de coca crece. Aparte de ello mediante diversos procesos y productos químicos se llega ha convertir la hoja de coca en esta droga, siendo así que hallamos oxidantes como el ácido sulfúrico, solventes orgánicos como la acetona y disolventes orgánicos como la gasolina y kerosene.

La cocaína se suele encontrar como polvo blanco muy fino y cristalino, con lo cual cuenta con diversas formas mediante las cuales se puede consumir. La más común de estas mismas es mediante su inhalación, aunque también es muy común poder encontrar casos en donde se llega a disolver dentro de agua para luego inyectársela mediante uso de una jeringa, siendo conocido en estos casos como sal de clorhidrato. Una vez que se encuentra dentro del cuerpo se encarga de modular la dopamina de nuestro cuerpo, la cual es un neurotransmisor ubicado en el cerebro.

Cocaina: Droga Estimulante Altamente Adictiva

La persona que ha consumido cocaína va a sentir un cambio en su carácter, siendo así que en un inicio sentirá una mayor excitación, lo cual se reflejará en una mayor locuacidad y elevación de la autoestima, algo que le durará aproximadamente entre media y una hora. El problema de la cocaína se hace sentir una vez que su efecto pase, siendo así que el consumidor sentirá una gran ansiedad que creerá que se curará con una nueva dosis de su consumo. Esto degenerará en adicción y cambios en la personalidad donde los trastornos mentales se vuelven comunes.