La vasectomía es un método permanente del control de la natalidad que se basa en la esterilización del hombre. Se trata de un procedimiento en el cual se sellan o ligan los conductos deferentes por los que pasa el esperma. Es decir, el semen eyaculado no contendrá espermatozoides. Si bien es cierto que en algunos casos es reversible, por lo general se trata de un estado permanente. La vasectomía es un procedimiento muy efectivo para evitar la concepción pues su tasa de fallos no supera el 0.5%.

Vasectomia: Esterilizacion del Hombre

Vale la pena señalar que la vasectomía es una operación sencilla y segura que por lo general se realiza en el consultorio de un urólogo, haciendo uso solamente de anestesia local.

El especialista realiza una pequeña incisión en la parte anterior del escroto o bien dos laterales. Los conductos seminales se sacan, se corta y se ligan después de extraer una parte de manera que los dos extremos de cada conducto quedan anudados y separados entre sí. Luego se introducen nuevamente los conductos en el escroto. Casi no existe sangrado, pero la herida requiere de un punto reabsorbible.

Antes de realizarse el procedimiento es recomendable no haber tomado ningún medicamento antiinflamatorio para evitar el riesgo de sangrado. También se debe estar rasurado.

Esta cirugía no provoca ninguna molestia sexual. Una vez que han pasado los cuidados de la herida, el hombre puede reanudar su actividad sexual. Lo recomendable es no mantener relaciones sexuales por lo menos una semana posterior a la operación.

Vasectomia: Esterilizacion del Hombre

Se aconseja después de la vasectomía llevar calzoncillos ajustados y pantalones anchos para evitar el movimiento testicular y el roce con el pantalón. Asimismo debes evitar ejercicios físicos intensos durante un par de semanas tras la operación.

Una técnica nueva es la Vasectomía Sin Bisturí, la cual hace uso de una pinza que provoca la apertura de la piel separando, y no cortando. Esta técnica es tan efectiva como la vasectomía tradicional, aunque es más sencilla y menos invasiva. También se realiza en menos tiempo, no conlleva puntos, y la recuperación es más rápida.

Algunos mitos que debemos descartar son que la vasectomía no produce ningún cambio sexual ni hormonal, menos aún se pierde la erección, la libido ni la eyaculación después de ella. El semen sigue produciéndose, solamente que los espermatozoides ya no pasan a través del líquido seminal.