El tarot es una mítica baraja de naipes que se utiliza para la cartomancia como medio de consulta e interpretación sobre hechos del pasado, presente y futuro.

La baraja del tarot consta de 78 cartas, las cuales se dividen en arcanos mayores y arcanos menores.

Tarot: Cartas Especiales para Consultas e Interpretaciones sobre el Futuro

El tarot posee cartas especiales, siendo una baraja de 78 de estas dividas en 22 imágenes distintas, las cuales también suelen estar divididas en arcanos mayores y menores. Los orígenes de esta baraja nos remontan al siglo XIV, mencionándose a Italia como su país de origen.

Las cartas de los arcanos mayores, en total son 22: El Mago, La Sacerdotisa, La Emperatriz, El Emperador, El Sumo Sacerdote, El Enamorado, El Carro, La Justicia, El Ermitaño, La Rueda de la Fortuna, La Fuerza, El Colgado, La Muerte, La Templanza, El Diablo, La Casa de Dios (La Torre), La Estrella, La Luna, El Sol, El Juicio, El Mundo y El Loco. La riqueza de sus imágenes con varios símbolos, permiten una interpretación detallada de lo que se desee consultar.

Los arcanos menores constan de 56 cartas divididas en 4 palos de 14 cartas: espadas, copas, bastos y oros, cartas numeradas del 1 al 10, más los personajes de la corte: sota, caballo, reina y rey. El palo de copas normalmente está asociado con las emociones. El palo de espadas está usualmente asociado con la actividad intelectual. El palo de bastos está usualmente asociado con la carrera y el trabajo. El palo de oros normalmente está asociado con los el dinero y la economía.