Bufandas a Crochet: Bufandas Tejidas

El frío ya se siente con gran intensidad en varios países del hemisferio sur, siendo lo común ir cambiando las prendas de vestir de nuestro closet, adiós a las camisetas de mangas cortas y hola a los sacos, chompas y bufandas. Dentro de este último tipo de prendas nos encontramos con el crochet como uno de los tipos de tejido que se consideran entre tanto amado y repudiado por la gente, siendo esa clásica imagen de tejido grueso con espacios huecos lo que causa tal polarización.

El crochet se logra en base a ganchillos, y en verdad no debería ser visto tan negativamente, tomemos en cuenta que al fin al cabo lo importante en todo esto es el estilo final que llegue a poseer la bufanda en cuestión y como combine con el resto de tus prendas. El crochet para bufandas puede tener múltiples acabados, yendo desde las clásicas que dejan una especie de “hilos” sueltos como también las abultadas con especies de pompones que las decoran. Una buena alternativa puede ser el tener una bufanda larga para llevarla suelta y abierta sobre el cuello, siendo un accesorio perfecto para el look que se maneje si es que combinan los colores en cuestión.