Tratamientos y Productos para la Calvicie

Si hay algo que sin duda los hombres envidian a las mujeres es que, en casi su totalidad, el sexo femenino parece ser inmune a la temible calvicie. Es mas, las pocas que de hecho lo sufren tienen la fortuna que en ellas no se dé del tipo de pérdida total del cuero cabelludo.

Llamada también alopecia, esta suele estar relacionado en la mayoría de los casos con el factor hereditario, es también sabido que mientras más temprano, en la vida de una persona, empiece la evidencia de pérdida de cabello, más severa será la calvicie, llegando incluso a ser total.

Los tratamientos para combatir la pérdida de cabello van desde los remedios caseros, hasta aunque no complicadas, intervenciones medicas.

Trasplante de cabello: Un cirujano usa injertos de nuestro propio cuero cabelludo para colocarlo en zonas menos favorecidas o densas. Pero así como existen los injertos naturales los hay los que no lo son, obviamente para caso extremos.

Minoxidil: Loción descubierta de forma accidental cuando se trataba a pacientes hipertensos, el minoxidil es una crema que incentiva el crecimiento del cabello. Tratamiento de 4 a 6 meses.

Finasteride: En forma de comprimidos o pastillas, deben ser ingeridos una vez al día, el tratamiento es de unos 6 meses mínimos, siendo peligroso dejarlo una vez empezado porque agudiza la pérdida del cabello.

Para terminar, existen varias lociones y cremas en el mercado que aseguran tener la solución al problema de la calvicie, desconfíe de todos estos productos de venta libre, la mayoría de ellos no sirven en lo absoluto, siendo una estafa segura en contra de gente preocupada en el tema. Antes de pensar en adquirir uno de ellos busque referencias acerca de él en medios como Internet, recuerda que por la prisa puedes estar a punto de ser estafado, siendo el precio de muchos de estos productos muy alto.

Si bien se teme la caída del cabello y lo asociamos como una tara en nuestro aspecto, valdría bien pensar que se puede lograr un look bastante atractivo con una cabeza totalmente desprovista de pelo, además lo que les atrae a las mujeres no siempre es lo que pensamos que lo hace. Y eso es al final es lo que importa, ¿Verdad?