Uno de los problemas más comunes y más incómodos que experimentan las personas, es la “retención de líquidos” que es producto de ciertas situaciones fisiológicas como la menopausia, el embarazo y la menstruación. También se contemplan dentro de este malestar las enfermedades renales, hepáticas, cardiacas. Las mujeres son más propensas a desarrollar este problema, por eso en este post te contaremos cómo evitar la retención de líquidos.

¿Cómo Evitar/Controlar la Retención de Líquidos?

Recuerda que la retención de líquidos puede ser ocasionada por malos hábitos alimenticios, para evitarlos debemos aumentar el consumo diarios de alimentos ricos en agua y electrófilos que se encuentran en las frutas y verduras.

También debes programar actividades físicas que te permitan mejorar la circulación. Trata de practicar ejercicio todos los días por lo menos media hora. Las caminatas o los paseos en bicicleta también suman a evitar la retención.

Debes tomar por lo menos ocho vasos de agua al día y su por alguna razón no te gusta mucho beber agua, podrías reemplazarla por jugos naturales sin agregarles azúcar o algunas infusiones de hierbas. Tomar zumo de cítricos como el limón o la naranja también ayuda.

Es importante medir el consumo de sal, esta se debe añadir a los alimentos en muy pocas cantidades o cambiarla por hierbas aromáticas y condimentos. Se debe regular o en lo posible suprimir el consumo de todos aquellos alimentos ricos en azúcares.

¿Cómo Evitar/Controlar la Retención de Líquidos?

Debemos comer una buena cantidad de proteínas, pues si estas llegan a faltar en la dieta, se reduce de manera drástica la producción de albúmina. Esto puede provocar la acumulación de líquidos entre los tejidos.

Se debe hacer todo lo posible para tener un buen y adecuado descanso, ya que este es muy importante para prevenir la retención de líquidos, en especial si esta se produce con más frecuencia en los miembros inferiores. Buena suerte y a cuidarse.