El insomnio es un mal más común de lo que uno podría imaginarse, siendo reconocido como la incapacidad de poder conciliar el sueño, lo cual puede afectarnos de forma prolongada durante un amplio lapso de días o semanas. Se puede calificar de dos formas distintas: el no poder conciliar el sueño o el poder mantenerlo. Si bien a primera instancia se le considera como un problema menor para la persona afectada, tengamos en cuenta que en la sucesión de días a venir se comienza a sentir los efectos de no dejar al cuerpo descansar de buen modo.

Insomnio: Incapacidad de Conciliar el Sueño

Son diversas las razones culpables del insomnio, para comenzar, pueden ser causadas por diversos medicamentos que tomamos ya que cuentan con el insomnio como efecto secundario, o también de algún alimento que hemos ingerido y que posea cafeína. Aparte evitemos la costumbre de durar durante horas del día, otro problema que termina causando que el cuerpo cambie el control de horarios por parte del cuerpo. Los factores psicológicos también juegan un rol importante, siendo la depresión o la ansiedad un par de males que ayudan a causar trastornos que terminan bloqueando el sueño.

Se recomienda una vida sana y la realización de ejercicios un par de horas antes de dormir para combatir de mejor modo al insomnio.