El bicarbonato de sodio junto con el limón es una poderosa mezcla que sirve como remedio natural, proporciona grandes beneficios curativos y preventivos, y sirve para diversos tratamientos.