La Claritromicina es un antibiótico del grupo de los macrólidos utilizado para tratar ciertas infecciones bacteriales, tales como neumonía, bronquitis, otitis, infecciones de la piel, infecciones de la mamas y para pacientes con VIH para prevenir y tratar infecciones por el complejo Mycobacterium avium.