El Clotrimazol es un medicamento antimicótico que se utiliza para tratar infecciones por hongos en la vagina, la boca y la piel tales como el pie de atleta, la candidiasis, dermatofitosis y tinea cruris.